La clave del éxito para el emprendimiento fotográfico

La clave del éxito para el emprendimiento fotográfico

El primer paso para un negocio, no solo en la fotografía, sino en cualquier campo es buscar la solución de un problema. Por ejemplo, las correas Black Rapid se volvieron populares en el año 2008 porque las correas que venían con la cámara, eran correas para el cuello y se volvían incómodas cuando la cámara era muy pesada y a Black Rapid se les ocurrió crear algo novedoso que te permita tener un disparo rápido y te alivie la incomodidad, un emprendimiento se trata de eso.

Muchísima gente tiene miedo a emprender cualquier tipo de negocio, tiene miedo de fregarla. Dicen «yo no soy disciplinado», «yo no soy resiliente», «yo no tengo experiencia», «yo no tengo el dinero para arriesgarme», «yo no sé hacer esto o no sé hacer lo otro» y la única manera de vencer eso es accionando, decidiendo, si dices «Mañana empiezo», mañana tienes que empezar; es como hacer una dieta, hay mucha gente que dice «El lunes empiezo la dieta» pero no tiene que ser lunes para empezarla, la dieta empieza el día que te la propones.

Muchos fotógrafos, cuando emprenden, piensan que necesitan sólo un lente y una cámara. Para la fotografía necesitas un sinnúmero de cosas, para poder hacerlo de la mejor manera. Es como en cualquier negocio, por ejemplo: un restaurante necesita muchísimo más que una olla y una cocina para hacer comida.

Una buena cámara; un buen lente; buenos flashes y buenas luces; modificadores de luz; trípodes; parantes; fondos; discos duros; memorias; computadoras; programas de edición… La lista sigue y sigue mientras más te especialices. Si tu realmente quieres llegar a ser exitoso, siempre vas a tener que estar dispuesto a dar más. Si tu quieres recibir más, tienes que estar dispuesto a dar más. Por eso es importante soñar en grande, siempre hay un siguiente nivel, siempre se puede crecer más.

Hay muchas personas que ven lejísimos el tema de fotografiar con Hasselblad, con Leica, con Mamiya, con cámaras de formato medio. Cámaras que en pocas palabras cuestan lo que te cuesta un carro y, obviamente, iluminación Profoto o iluminación Broncolor, cualquiera de estas marcas causan un «Uy, esto no es para mí» pero tienes que darte cuenta de que la única manera de que tú puedas llegar a esto y que se convierta en algo que sí es para ti es que te arriesgues y que creas que lo puedas lograr. ¿Por qué no lo podrías lograr tú?

Es muy importante mantenerte motivado, porque tienes un objetivo claro que quieres lograr, una vez que lo logras siempre hay un siguiente objetivo y siempre tienes que mantenerte en crecimiento, se le conoce como «Mantenerse en la cresta de la ola» porque si no vas a perder clientes y tu competencia va a estar sobre ti. Todos tenemos competencia que nos ve y nos copia, tu competencia no duerme mientras estás durmiendo, tu competencia no está viendo Netflix mientras tú ves Netflix, ellos están tratando de superarte porque compiten en el mismo sector y en el mismo mercado y ambos tienen el mismo universo de clientes. Si los clientes no los tienes tú, lo tienen ellos. En la fotografía hay dos grupos de persona, gente que hace fotos siempre en los mismos sitios, el Olivar por ejemplo, y no está mal; hay gente que busca lugares fuera de Lima y deja de hacer fotos donde todo el mundo las hace, deja de hacer lo que todos hacen y dejan de ser parte del promedio y se diferencian un poco más.

 

La contra parte de la motivación, es el estancamiento, si te estancas, básicamente vas a tener muy malos momentos, vas a perder clientes y reputación. En el momento que dejas de crecer, te estancas y el agua estancada, apesta. La manera más fácil de quebrar en cualquier negocio, incluido en la fotografía, es estancarse.

 

 

No Comments

Post A Comment

Tienes consultas? Escríbenos